senyera

senyera
Català

viernes, 28 de octubre de 2011

11. La ayuda exterior


  
   En la zona nacional la exaltación de la hermandad entre los regímenes de Franco, Hitler y Mussolini fue algo cotidiano. La propaganda en ese sentido fue abundante. Entre el material postal del tipo denominado “patriótico” se encuentra gran número de sobres ilustrados y postales, con las banderas y símbolos de la Alemania Nazi y la Italia Fascista. Con menor frecuencia aparece también Portugal. En alguna cárcel solo se disponía de tarjetas de este tipo. Así el mensaje escrito por el preso no solo iba acompañado de vítores a Franco sino también de ¡Heil Hitler!





 
Como vemos en la tarjeta de arriba, incluso en la correspondencia que los familiares enviaban
a los presos podía aparecer el odiado ¡Heil Hitler!
En las cartas dirigidas a Italia, Alemania o países ocupados, era frecuente mostrar la amistad
con el fascismo o el nazismo.






   En la prensa madrileña de octubre de 1939 se podía leer:
                     “Excepto Alemania, Italia, Portugal, España y Japón, el resto del mundo no es más que
                       franc-masonería y comunismo, es decir escorias”


   Las tropas italianas, los “Camisas Negras” del CTV (Corpo di Trope Volontarie) que luchaban al lado de Franco tenían su propio servicio de correo. Al contrario de la alemana, la intervención italiana se manifestaba públicamente con mucha algarabía y teatralidad. Los italianos disponían de tarjetas postales propias (se conocen cerca de un centenar de modelos), algunas de ellas editadas en Italia con todo lujo de colores y otras más sencillas editadas en España por cada División o grupo. Sin embargo, con frecuencia hacían servir postales y sobres españoles, generalmente del tipo “patriótico”.


Las postales de los italianos no solo no escondían nada sino que hacían gran ostentación de su intervención en una guerra que consideraban suya.        
    Izq: En esta postal, el remitente añade "Catalugna" a la lista de campañas (Levante, Ebro, etc) en las que ha intervenido su regimiento.
    Der: La postal de una brigada mixta  italo-española, hace un orgulloso inventario del primer año de su intervención.

 Para uso de los Camisas Negras, la Oficina de Historia
del Ejército italiana emitió diversas postales espectaculares.
En esta, un camisa negra (Roma, según un texto al dorso)
defiende a España de un repugnante ser (Moscú).

Un legionario italiano envía un saludo a su país desde
“esta tierra martirizada” y asegura que sabrá “liberarla y defenderla”.



Los soldados italianos confraternizaron con la población española y tuvieron mucho éxito entre las jóvenes. Hubo muchos noviazgos e incluso algunas bodas. Vemos aquí huellas postales de un caso típico. En enero del 39 los nacionales avanzan por Cataluña y un sargento italiano conoce a una chica con la que mantendrá correspondencia amistoso-amorosa. Herido, le escribe cartas desde el hospital de las tropas italianas en Valladolid. De vuelta a Italia, la guerra mundial le lleva de nuevo a las trincheras desde donde sigue escribiendo, pero ella apenas le escribe.  En 1941 es apresado por los aliados en Egipto y trasladado a un campo en la India. Y desde allí, hasta 1945, el “amigo prossimo come novio” sigue escribiendo a su amada y añora a España.



   La intervención de tropas de la Alemania nazi en la guerra civil española, la llamada Legión Cóndor, fue mantenida como secreto de estado en Alemania hasta enero de 1939. Por ello la correspondencia de sus soldados se hacía  con sobres camuflados exteriormente (sellos, matasellos, remite) como si fueran enviados desde la propia Alemania. Y la correspondencia hacia esos soldados destacados en España, debía enviarse a una determinada dirección de Berlín.

   Al regresar a Alemania, sus integrantes fueron recibidos con grandes honores. En junio de 1939 se organizaron en Berlín y Hamburgo grandes recibimientos. Para la ocasión se utilizaron en esas ciudades matasellos especiales en los que aparecen superpuestos  la cruz gamada y el haz de flechas falangista, y se editaron varias postales de las cuales vemos aquí una con el desfile de la despedida en España durante el cual los alemanes cantaban “..... nuestros enemigos son los rojos, los bolcheviques del mundo......”





   Las campañas de propaganda exterior hechas por el gobierno de la República, los partidos, la Generalitat de Catalunya, etc. para ganarse la opinión pública internacional por medio de carteles, postales y sellos, explotaron eficientemente el tema de la agresión del fascismo internacional, especialmente los bombardeos sobre la población civil española, haciendo hincapié en que esa agresión se extendería pronto por todo el mundo.
Estas dos postales hacen referencia  a los bombardeos de la aviación nazi, la Legión Cóndor, sobre Guernika y Madrid.  
En el reverso de la postal de la izquierda, figura la traducción del texto catalán del anverso, al castellano, inglés, francés
y esperanto: “Las fuerzas fascistas llegan delante de Madrid y empiezan el bombardeo mas criminal que registra la historia,
operando sobre los cuerpos inocentes de mujeres y criaturas indefensas”



   A la República no la ayudaron tropas de ejércitos extranjeros pero se crearon las Brigadas Internacionales, formadas por voluntarios de todo el mundo e impulsadas principalmente por los partidos comunistas.
Se editaron varias postales de las Brigadas como propaganda a nivel internacional, pero esta es una de las
destinadas a ser utilizada por los combatientes



Capítulo siguiente (ver índice): Grafitos postales